miércoles, 27 de mayo de 2009

La web mexicana durante la influenza


Hace unos días el periodista español Arcadi Espada se quejaba: "Llevo una semana navegando para encontrar blogueros mexicanos que me informen de la situación que se vive en el DF, en principio parece tema abonado al bloguerío, ya que es una ciudad cerrada por la gripe porcina. No he encontrado ninguno".

La web mexicana presenta características propias de su economía, su educación, su población y su inequidad, intensificadas durante la pasada contingencia sanitaria por la aparición de un nuevo virus de la influenza que obligó a parar actividades en comercios, trabajos y escuelas.

Más de 30 millones de estudiantes permanecieron en casa, al igual que cientos de miles de burócratas y trabajadores de distintas empresas, todos con la recomendación de evitar el contacto físico y permanecer en aislamiento, una medida muy severa que costó cientos de millones de pesos al país y que también arrojó importantes experiencias y conocimientos para los mexicanos, e incluso para otros países.

La crisis de la influenza dejó ver las fortalezas y las debilidades que tiene México para acceder a las Tecnologías de la Información y el Conocimiento (TICs) y su capacidad para aprovechar sus beneficios. Actualmente ocupa el lugar 66 de 181 países evaluados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU).

Habría que empezar por decir que en un país de 108 millones de personas, sólo 25 millones tienen acceso a Internet -con una banda ancha de 2 megas, cuando países como Francia o Corea del Sur lo hacen a 100 mega bits. Y sólo la mitad tiene computadora en casa, lo que redujo a la población conectada durante la contingencia a 12 o 13 millones de personas.

Con éstas es posible hacer una diferenciación de cómo se comportaron durante los días que duró el aislamiento en sus hogares. Su actividad en la red fue notable y creció en materia de servicios y entretenimiento, no así para el caso de educación y trabajo en línea (e-learning y e-work).

La red de sitios FOX Networks calculó un aumento del tráfico a Internet del 35%; Microsoft México reportó que su aplicación del Office Live Meeting (para trabajo remoto) pasó de 100 descargas al mes, a 1000 en una semana; los bancos informaron que las operaciones en ventanilla cayeron 20% y crecieron 6% las disposiciones de efectivo en cajeros, además de un mayor flujo en la banca electrónica y el servicio telefónico.

Prodigy/MSN, portal con 23 millones de usuarios, reveló que el lunes 27 de abril, el cuarto día de la contingencia, se enviaron 5 millones de correos electrónicos y se registraron 13 millones de sesiones de messenger, 23% más de lo acostumbrado.

El consumo de videos creció 130%, el canal de juegos registró un aumento de 150% y el tráfico en el canal de música fue mayor en 500%.

Según el director de Prodigy/MSN, Javier Escobedo, el asilamiento impulsó fuertemente el tráfico hacia Internet y éste a su vez resultó vital para la distracción de los jóvenes y adolescentes durante el aislamiento.

"Lo primero a destacar es el aumento de la participación en línea en diversas plataformas y con distintas tecnologías en Internet...mucha gente empezó a valerse de su conexión para suplir las carencias que teníamos y hubo un aumento en redes sociales del 30%, la gente que entra lo hizo con mayor intensidad, hasta altas horas de la noche", destaca Fernando Gutiérrez, director del Departamento de Comunicación del Tecnológico de Monterrey.

"Y no sólo en entretenimiento, lo hizo también para buscar información sobre el virus. La gente estuvo pendiente a través de las instituciones oficiales, los sitios de periódicos, radio y TV en línea para allegarse de información", agrega Gutiérrez.

En efecto, el tráfico para los sitios de noticias en línea creció considerablemente. En el caso de Noticieros Televisa su tráfico aumentó casi 400% durante los días de la contingencia, cuando la gente buscaba información ávidamente.

Es de destacar también la actuación que tuvieron en línea las instancias gubernamentales, el gobierno federal creó un sitio especial en el que tuvo las cifras oficiales al momento, trasmitió en vivo las conferencias de prensa y envió información oportuna desde Twitter. El Canal 11 de TV y el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), medio oficiales, interrumpieron su programación para trasmitir en vivo e integras las conferencias del secretario de Salud, José Ángel Córdova.

Carla, una usuaria de nuestro portal, comentó en una nota al respecto: "Esto es lo que se puede comprobar inmediatamente, pero ya veremos dentro de nueve meses también lo que aumentó". Otro aspecto de la crisis que sin duda habrá que considerar.

EL USUARIO 2.0 Y LA BRECHA DIGITAL

Arpanet, el antecesor del Internet, fue concebido en los años 70s como un sistema alterno de comunicación para compartir información durante una guerra nuclear que obligara al aislamiento, curiosamente esta experiencia, la del aislamiento, se hizo realidad en nuestros días y nos agarró no muy bien parados, ni preparados.

Según un estudio del Tec de Monterrey, el usuario mexicano utiliza Internet la mayor parte del tiempo para revisar su correo, buscar noticias generales, de salud o viajes y bajar música. No llega a aplicaciones más específicas para trabajo en línea en tiempo real, teleconferencias, intercambios de archivos, de audios.

Podemos decir que la web mexicana mostró fortaleza en servicios y entretenimiento pero una enorme debilidad para garantizar actividades como la educación y el trabajo a distancia, descubrimos que no tenemos en línea los programas educativos, ni los procesos productivos del trabajo que hagan posible la continuidad.

Alejandro Pisantty, académico de la UNAM, observó en su blog las carencias académicas para el trabajo en línea: "No disponemos de un acervo consistente, disponible en línea de manera confiable y constante, abierto, y que represente de manera completa el currículum mínimo de consenso de todos los niveles educativos".

Las escuelas que sí tenían un plan B o pudieron montarse en su plataforma de educación a distancia tuvieron una afectación mínima, "los profesores estaban conectados con sus alumnos vía Internet y se pudo continuar con las actividades académicas. Cuando regresamos no partimos de cero, teníamos trabajo avanzado", relata Fernando Gutiérrez, de acuerdo a su experiencia en el Tec de Monterrey, una de las universidades privadas más prestigiadas del país.

Por el contrario, la Secretaría de Educación Pública (SEP) hoy se debate sobre la manera en cómo habrá de reponer a los niños los 12 y 17 días de clases suspendidas sin provocar un nuevo perjuicio a las familias y a la economía, ya que ampliar el calendario escolar significa recortar las vacaciones de verano y con ello afectar a la ya de por si castigada industria del turismo.

Gutiérrez destaca: "Lo que aprendimos del aislamiento fue que Internet tiene una potencialidad en el Teletrabajo o trabajo a distancia. Resultó muy útil para la gente que estaba en casa conectada a Internet, haciendo trabajo virtual a distancia, sin ningún problema", como los trabajadores de Procter and Gamble, quienes se fueron a trabajar a casa incluso una semana más a lo recomendado.

La realidad es que, al igual que como sucede con las escuelas, son muy pocas las empresas que se han percatado de las posibilidades de desarrollo que brinda Internet, tienen una visión corta de sus alcances y no saben cómo obtener sus beneficios, un reflejo propio de la brecha digital mexicana.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) propone tres tipos de brecha digital: la de acceso, basada en la diferencia entre las personas que pueden acceder y las que no a las TICs; la de uso, basada en las personas que saben utilizarlas y las que no y la de calidad de uso, basada en las diferencias entre los mismos usuarios.

Otro dato significativo de la web mexicana fue la actividad de los blogueros. De acuerdo al estudio de Hábitos y Costumbres del Usuario de Internet poca gente en México está metida en los blogs.

La gente que tiene más de 9 años usando Internet en México es la que está más activa, conoce más de tecnología y es representativa de otra etapa en Internet, la web 2.0 y la web semántica, ésta representa el 11% de la población. Ésta fue la posteó lo que estaba sucediendo en línea durante la influenza, hizo y generó comentarios, twitteó, subió videos y hasta produjo canciones sobre la influenza.

"La mayor parte de nuestros usuarios tienen 3 o 4 años, que son el 28% de la población, y un 21% son usuarios nuevos, de 1 o 2 años", especifica Fernando Gutiérrez, co autor del estudio.

De las cosas buenas que dejó la contingencia, dice Gutiérrez, está el aprendizaje, ver que las TICs jugaron un papel protagónico y no las estamos explotando adecuadamente. "Vamos a tener que aprender y usar más este tipo de tecnologías, ya no es una cuestión opcional sino por necesidad u obligación. Saber que si se vuelve a presentar, saldremos mejor librados si tenemos una política general de uso".

Microsoft México calcula que sólo el 10% de las grandes y medianas empresas cuentan con "planes de continuidad de negocios" para emergencias, pero calcula que un 50% de las empresas van a empezar a querer tener su plan.

Para el director de Prodigy/MSN, Javier Escobedo, la contingencia dejó una fuerte conciencia sobre el uso de Internet en los usuarios y en los anunciantes, de quienes espera una reacción positiva, ya que actualmente en México la inversión en publicidad para Internet es de sólo el 3%, mientras que en EU rebasa el 10% y en España llega al 50%.

7 comentarios:

chilangelina dijo...

Este artículo es muy, muy bueno.
Aplausos.

La Sylvana dijo...

AHora si me enteraste, bien enteradita de lo que paso mientras todos chismeaban sobre la influenza. Gracias por el post!!!
Muy bueno

Eliesheva dijo...

Pues parecerá disco rayado, pero pues no me queda más que sumarme a las felicitaciones de mis queridas Truax y Silvana.

gabriel revelo dijo...

grandioso texto!!!!!!!!!!!

yo mismo sucumbí a la costumbre de estar más tiempo en la red durante la crisis de influenza. traté de mantener mi blog más o menos actualizado, tanto que en unas tres semanas no hubo otro tema que no fuera la epidemia que sufriamos. me sorprende que hayan sido poco los blogs que se preocuparon por ahondar más en el tema. ¿negación?... no lo sé, quizá sea esa tendencia nacional a burlarnos más que a enfrentar las situaciones.

gracias por el post. saludos.

ionayew dijo...

excelent, but you will be surprised this happens everyere nobody is waiting un-expected

Concharra you are greater than you know you are INTELLIGENT

Karla dijo...

Eiii Concha, se ve que estás clavada con el tema de la TIC`s, sólo una pregunta o aclaración las TIC`s se refieren más bien a las Teconologías de la Información y la Comunicación, y tu hablas de conocimiento, ¿es un nuevo término?

CHETOLIN dijo...

Muy buen Blog, les recomiendo este debate que habla sobre lo mismo y fue de donde llegué a tu blog por una cita que te hicieron, saludos.
http://www.facebook.com/topic.php?uid=104702186805&topic=13697