lunes, 9 de febrero de 2009

Travesias, en Chapultepec

Muchos son los placeres que encuentro a la hora de correr: Me ejercito, conozco las capacidades de mi cuerpo, escucho mi respiración o siento el aire pegar en mi cara. Mientras troto, me gusta subir los brazos y rozar con las manos las ramas de los árboles que alcanzo, o tirarme al pasto y ver las nubes y los aviones que llegan a la ciudad.



Y si es en domingo, tengo un plus, porque puedo escuchar de 11 a 13 horas música étnica de varias partes del mundo, contextualizada con las costumbres, la cultura y la gastronomía de la gente de regiones lejanas que quizá nunca conoceré.

Así mientras corro he conocido la historia de los piratas del Caribe, y la diferencia entre bucaneros, filibusteros y corsarios, del maravilloso ambiente hippie que se vivió en los años 60 en San Francisco, y como el barrio hoy es propiedad de banqueros y ricos magnates. Me sentí arriba de la mula que lleva a las pinturas rupestres de San Francisco, en Baja California Sur, y hasta escuché el eco de la cueva. También supe de la construcción del lujosísimo hotel Atlantis y de la torre más grande del mundo, Burd Dubai, de 800 metros de altura, donde hay un arquitecto mexicano de por medio.

Y se lo debo al IMER y su programa Travesias, en el 107.9 de FM, a quien le debía este post desde hace como dos años (Sí ya sé).


Los capitanes del barco: Mariana y Bernardo

Mariana Pérez y Bernardo Yancelson son los conductores de la emisión, dos cuates bien alivianados, capaces de lograr una dupla profesional y complementarse. Aunque siempre me pregunto si es real o es choro el que cada semana estén en un país diferente: Rusia, Israel, Jamaica, Japón.

De ser así, que envidia. Y de no ser así, pues igual y felicitaciones, porque tienen un equipo de producción bien chigón, al grado que no distingo si están en esos escenarios de ensueño o me “cuentean” desde su cabina del IMER.

El domingo pasado fue maravilloso, porque luego de escuchar música japonesa: desde lounge, tecno, baladas, manga, salsa y hasta la versión original de “Abuelito dime tu” de Heidi, cerraron el programa con una minisesión de Raiki, justo en el momento en que yo estaba exhausta y echada al pasto.

Una especialista, hermana de Bernardo (perdón no me acuerdo de su nombre), me guiaba por la experiencia de cerrar los ojos, respirar hondo, llenar los pulmones y sentir. Fue la hostia. De pronto lo logré y como dijera la maestra colibrí, me deje ir :-)

8 comentarios:

Victor Montufar dijo...

Pues ya tengo un nuevo programa para escuchar... Me creeràs que nunca he ido a correr a Chapu? Es màs, años luz que no me aparezco ahì, ya voy a hacerte caso y nos vamos un domingo a hacer ejercicio. Còmo vas con el conteo de blogs?

La Sylvana dijo...

Uy asi como lo cuentas hasta dan ganas de irse a correr a Chapu y luego lanzarse a las lanchas a escuchar a estos cuates.

Siga disfrutando de sus domingos radiofonicos mi Concharra y no deje de contarnos...

Eliesheva dijo...

Qué bien que comentes sobre espacios radiofónicos de calidad pues en ocasiones escuchamos las mismas pifias por no saber que existen mejores alternativas; ahora escucho poca radio porque debo ponerle Barney al chamaco más chico y High School Musical a la más grande (pobre de mi)así que tomaré este post como pretexto para volver a explorar la maravillosa radio que tenemos. Besos y abrazo.

Travesia dijo...

Hola! Estoy muy sorprendida.
A nombre de todo el equipo que hace Travesía quiero agradecer tu texto. La verdad es que me conmueve saber que les gusta nuestro trabajo y sobre todo que te vas de viaje, que nos acompañas los domingos a disfrutar del mundo.
Sin sus oídos no sería posible el programa. Así que una vez más: Mil gracias por tus comentarios
Te mando un gran saludo y un fuerte abrazo
Mariana Pérez
Conductora de Travesía

gabriel revelo dijo...

no sabìa de la existencia de éste programa, pero el concepto me parece tan seductor que ya programe ese par de horas del domingo para viajar... seguramente me gustará, asì que te doy las gracias por adelantado.


saludos!

bLanche ʚïɞ dijo...

Yo jamás nunca podría encontrarle placer a eso de correr, con dos cuadritas tengo para morir, me quedo con mi gimnasio de nenas para nenas...

He perdido esa increíble costumbre mía de escuchar radio, pero me parece realmente interesante el programa que mencionas. Necesito rehacer mi programación para retomar mi gusto por el radio.
Saludos

chilangelina dijo...

Uórale, te comentó Mariana!!

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!