martes, 13 de enero de 2009

Carmen Aristegui, otra vez


Y cómo no iba a celebrar el regreso de Carmen Aristegui, si más que una noticia es una experiencia que me acompaña desde hace años, me hace despertar con energía, agilidad mental, buen humor, con ganas de hacer las cosas diferentes.

Y para empezar apenas ayer dio la nota con un tema que no abordan otros: hablar de la exposición de los políticos en medios electrónicos, principalmente la TV. Para muestra la entrevista que le hizo a Marcelo Ebrard sobre sus apariciones en la TV, su presencia en programa de "galletas", su gasto público de difusión en medios, su sobreexposición que hace compararlo con Enrique Peña Nieto. Realmente se le notaba incomodo, y es que apenas dos días antes había ido con Joaquín a Televisa y, of course, jamás le cuestionaron eso. Ya me imaginó a aquel preguntando sobre el gasto millonario en TV…

Me uno a las felicitaciones para todos esos miles de escuchas que no teníamos quien nos informara de lo que nos importa. Público maduro, dijo Sergio Aguayo. Por acá están molestos porque obvio vuelve el tema Aristegui al debate. Realmente los incomoda. Una de las críticas fue “¿Y dónde quedó el veto del Gobierno Federal del que habló? Eso se llama ser incongruente”. Otro. “Claro ya está ganando sus 300 mil pesitos, como no. La UNAM le ofreció 30 mil pesos y dijo que no”. Supongo que en su lógica, quien ha decidido trabajar por los intereses de la sociedad y la raza, está destinado a la marginalidad.

Busqué el rafting de ese día, pero nadie lo tiene, si alguien sabe, rólelo.

Por último, me llamó la atención los comentarios de esta nota en Expansión, porque pensé que entre un público empresarial no tendrían aprecio sus opiniones…

Pilón: López Dóriga tendrá la TV, pero Carmen tiene la red. Cuando los googleas, aparecen 278,000 notas de López Dóriga, contra 648,000 de Aristegui. ¿Loret de Mola? 200,000







4 comentarios:

Blas Torillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Blas Torillo dijo...

Tienes razón, querida Concha.

He sido seguidor de Carmen y de Javier, cuando juntos y luego cada quien por su lado, desde hace muchos años.

Incluso cuando Carmen estaba también en MVS a medio día y Javier en las noches, el 23 de marzo de 1994, me tocó escuchar la nota en voz de Javier: Le dieron una pedrada al candidato Colosio... Luego, poco a poco, supimos todos con él lo que en realidad había... estaba pasando.

Carmen sin embargo se ha distinguido porque fuera del amparo de ser un tándem noticioso de dos inteligentes, ella ha sabido superarse a sí misma.

A pesar de los pesares: ser mujer, ser empresaria (de la noticia... ella dirige su equipo y desde luego les paga), ser líder de opinión en el mejor sentido, ser ella misma noticia, en un mundo y un ambiente que discrimina y castiga a los inconformes, a los críticos y a los que no se dejan presionar por los poderes... y a los que son esto y además son mujeres, más. En ocasiones mucho más.

Carmen es ejemplo, pero no por ser mujer (al menos no solamente), sino por ser inteligente, valiente, oportuna y atinada. Y muy trabajadora.

Ya con eso bastaría.

Tú representas, querida Concha, también, ese periodismo. Hay que seguir y mejorar todos, todos los días.

Mientras, te dejo un beso.

chilangelina dijo...

Pues empiezo por felicitarte a ti doblemente: por cumplir con tu propósito de atender más el blog y por tener a Carmen otra vez, que vaya que te hacía falta.

Yo creo que das en el clavo: Carmen incomoda al poder, pero sobre todo, a la élite "informativa" cooptada por el poder. Creo que la mayor "amenaza" que representa su estilo de informar (que estrictamente debería de ser el único), además de serlo para aquellos a quienes entrevista, lo es para quienes hacen pseudoperiodismo, porque los pone en evidencia.
Creo que su regreso también habla de una sociedad madura, que sabe lo que quiere. Vi el video de la presentación del nuevo programa hace una semana, y ver a la gente que estuvo con ella, y sentir esta idea de que todos somos Aristegui, le da una esperanza al periodismo en nuestro país.

Bravo por Carmen, y como dijo en su primer programa: "Como decíamos ayer...".

gabriel revelo dijo...

ya hacía falta el regreso de carmen. por cuestiones de horario me es dificil escucharla seguido, pero celebro que comunicadores así cuestionen e informen a la sociedad mexicana.

saludos!