jueves, 3 de abril de 2008

LA VENGANZA DE LAS BLOGERAS VAMPIRAS

IV PARTE


No había necesidad de mancharse las manos, ellas solas acabaron enredadas en su propia telaraña y su muerte sería lenta… dolorosa. No sólo habían puesto en riesgo la sobre vivencia de la reina, habían boicoteado el plan y me habían hecho aparecer ante los ojos de la Reina Vampiro como la traidora…tan cabronas. Con que yo Voto por voto eh, con que desbancar a la Chila ¿verdad?


Aún recuerdo sus lamentos, su chillidito de murciélagas atrapadas en cinta canela. Me ofendía pensar que una vez fuimos del mismo bando, que salimos juntas a ligar y a devorar hombres guapos e inteligentes. Pero una vez que las cosas estaban en su lugar: aquellas desangrándose lentamente, había recuperado la confianza de la Chila, quien me había dado carta abierta para armar un nuevo plan, como a mi me gustan: sanguinarios.


Tazy y Pillo sabían que la sangre que tenía que beber la reina era de blogueros vírgenes, y en cambio nos llevaron al Xavi, al Sirako, al Taquero Satánico y al Cabeza de Sandía, que nomás de licarlos, a ojo de buen cubero, supe que eran tan vírgenes como las muchachas buena onda de Fabirus…Si la chila bebía esa sangre no moriría. Quedaría loquita, paseándose por Hollywood Boulevar con ombligueras y shorcitos a media nalga, ofreciéndose como extra. Eso fue mucho mancharse con ella. Por eso goce con sus gritos de agonía.


Basadas en la lista que nos dio Tazy, Alice in y yo hipnotizamos a distancia a los blogueros seudo vírgenes, cual matrix nos deslizamos por sus ordenadores y les pintamos cremas en sus pantallas. Así fue como nos apoderamos de su voluntad y los condujimos hasta Los Angeles. Ahí después de limpiar la casa, hacernos de comer, armarnos unas paginitas bien chidas y darnos unos masajito, fueron encadenados y dejados sin comer 5 días.

En esas estábamos cuando llegó el famoso Ganso. Inmediatamente Alice in leyó en las mentes de Pillo y Tazy la lujuria. Fátima, Eliza y Midori ya traían onda con el Sirako, el Xabi y el Taquero. El Cabeza se había empezado a encariñar con el apagador de luz, y Gaby, Princesa y Queen llevaban tres días de chooping, comprando falluca pa vender con sus comadres de la colonia. Osea que por más mensas el trabajo quedó solo en manos de Alice in y yo.

La reina empezaba a estar débil, el corazón y las bubis se le había ablandado. Por eso no quiso matar a los blogueros ni cuando le dije que votaron por Calderón y defendían la obra del padre Mamaciel. Ella sólo quería esperar la llegada del quinto.

Cuando este llegó y le vi esas carnes, supe porque aún era virgen. Portaba una gabardina a 20 grados centígrados, una camisa floreada, botas piteadas, una hebilla de Fox y su lupa de detective chambón. Además traía puesta una de esas fajas para adelgazar.

Él no lo sabía pero en esos momentos, era el único que podía devolver a la normalidad a la reina vampiro. Su sangre valía más que nunca, por el bien de la humanidad y del reino maligno. Si la Chila se nos moría, se armaría un gran pedo con el jefe en el inframundo y mandaría a sus demonios a capturarnos para ir a servir en las tinieblas como esclavas. ¡¡Que bloquear ni que la chingada!!

Un nuevo problema se avecinaba. Al Ganso le gustaba el chupe y su sangre venía más contaminada que la elección del PRD. Había que resolverlo rápidamente. Salimos huyendo cuando el Ganso se lucía bailando como LuisMi la de Cuando Calienta el Sol.

Nos reunimos al anochecer en la playa de Santa Mónica. No había tiempo que perder. A las blogueras vampiro les fue como en feria, quedaron apanicadas después de la putiza que les puso la reina, quien pese a su debilidad, no había perdido su talento. Sin embargo, si no nos apresurábamos moriría. Su belleza empezaba a transformarse.

Bajo nuestro mando y dominio, los blogueros seudo vírgenes se llevarían al Ganzo de farra para no levantar sospechas. Al nuevo achichincle lo mandó disfrazado de bailarina ucraniana con la única misión de cuidarle el tesorito al Ganzo. Lo necesitábamos bloguero y virgen (Uta, pa encontrar otro así). Lo pusieron a dormir abrazado de su ucraniano tres días seguidos, hasta que se le bajara la borrachera.

La madrugada del tercer día, Pillo y Tazy llegaron cada una por su lado a la misma habitación del Hotel California con una carta del Ganzo en la que las citaba para darle rienda suelta a la pasión y echar pata. Iban a traicionar a la reina por tercera ocasión. Pero lo que encontraron fue un altar con las cabezas desangradas de un ganso, una gata y las cenizas el libro de Agua para los Elefantes de Sara Gruñe.

Y ahí estaba la Chila y sus valientes escuderas. “Malditas, les devoraré las entrañas”, conjuró la reina vampiro e inmediatamente Tazy y Pillo se volvieron mujeres mortales y inhumanas, comunes y corrientes: Una como Niurka y la otra como Ninel Conde. Pillo sacó las uñas y le poncho las prótesis a la otra. Ellas solas se propinarías su final.




El Ganso despertó a las 11: 30 de la noche en la mansión maldita de la Chila. En medio de un gran salón estaba un sarcófago y adentro él. Sólo una bata blanca de lino cubría su redondez. Estaba desnudo. Intentó levantarse pero un poderoso vidrio se lo impidió. Sólo el olor a incienso y el retumbar de la música maldita se colaban al ataud. Está vez nada lo salvaría.

La hora del sacrificio había llegado.

-"Buenas noches inspector D. ¿Se acuerda de nosotras?"
Los ojos del Ganso se abrieron grandes, desorbitados. Su rostro se llamaba terror. Se dio cuenta de que esto ya no era un juego, ni un sueño de los que despertaba convenientemente cuando se le daba la gana. Esto era una pesadilla maldita. Ahí estaban sus ex amigos blogueros convertidos en Emos. Y esas vampiras guapísimas que él creía eliminadas. Y no estaban Pillo ni Tazy.


-"Ya estensen. Ya no juego más. Yo no me llevo así con ustedes".
-"Cállate insensato", dijo la reina al tiempo en que ordenó con un movimiento de cabeza proceder.

Las choopineras se encargaron de destapar la caja. Lo que había adentro era un Gansito batido en su relleno cremosito. Sus ex amigos de aventuras blogueras lo sacaron y lo cargaron hasta la piedra del sacrifico. Ahí le arrancaron la bata y lo ataron de pies y manos.

La reina Vampiro se acercó, lo inspeccionó, lo miró con desprecio.
-"Chale, no pudieron traerme algo mejor".
-"Por sí, pero lo que no hay es tiempo. Chíngatelo antes de las 12, que es la hora límite. Luego te traemos al Chayane. Necesitas sangre virgen ya", le apuré.

La abrió su gran boca y colmillos grandes y filosos brillaron en la oscuridad. La vimos clavarle el diente al cuello del Ganso y un gran chorro de sangre chorrear por entre sus labios. La continuidad de la reina estaba garantizada y las blogueras vampiro sonreímos felices.


Esta historia continuará con Su alteza gato aquí.

10 comentarios:

Pillo dijo...

Ose aparte de poncharme las bubis, quemaste mi libro de cumpleaños, les digo que economicamente no me está dejando esta historia....

Pero se que volveremos, lo presiento...

Ore si me quedé en el hoyo y cavando: sin ganso, sin camara, sin bubis y sin mis poderes..todo por un Ganso....te digo, la calentura no deja nada bueno..

No mamar, como reí, buenisimo el relato...

tazy dijo...

osease, yo ni fuiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

yo me lo quería comer...


es un comploooooooooooo

un complooooooooooooooooooooo




(jojojojojo, ta chido el relato, pero neta, yo no jui)

chilangelina dijo...

Jajajajajajaja!!!!
La Concharra para reina guampiro!!!!!!!!

Sv Alteza Gato, reina de los felinos domèsticos por la gracia de Dios padre que envió a su Hijo a tomar carne en la Virgen gloriosa nuestra Dama Santa Marìa dijo...

ay yo estoy ocupadísima, me disculparán, además todas tienen problemas de adjetivación tremendo, y disconrdancias espacio-tiempo y yo no puedo trabajar así.

hagan de cuenta que les metí un palo de escoba a todos por la cola y les quedaron astillitas que se infectaron dentro de sus rectos y todas murieron. luego me omitñe en sus cadáveres, los orine, los quemé y los volví a orinar. cuando ya estuvieron listos me mastubé con ellos.

fin.

El Taquero Narcosatánico dijo...

Bueno, ahora que soy emo tendré que suicidarme o algo, chale, tal vez tenga que... eskribir azi!

Alice dijo...

se le ablandaron las bubis a la reina! jajaja!

y que onda con la alteza gato?

Enrico dijo...

Chales, en realidad drogué al Ganso con mis pastillas halls de Eucalipcloroformo, y no tuve que dormir abrazándolo. Como buen achichcincle duermo muy cerquitas de mis amas y señoras las blogueras vampiro.

Gaby dijo...

esto cada vez se pone mas y mas bueno!!!!!!!

Fire_tony dijo...

JAja, emos.

Cuando sea grande quiero ser un ganso.

Soron dijo...

¡oh sí, por fin! ¡SANGRE, MUERTE y DECAPITACIONES! Ahora sólo falta el sexo sadomasoquista y los desnudos...

Se pone bueno, sigo leyendo...