jueves, 20 de marzo de 2008

Un tal Carlos Mota

Después de la respuesta que Chila y la comunidad bloguera brindaron al tal carlos motita, respuesta de excelente calidad, razón y conciencia, nada más puedo agregar. Pero no quiero quedarme fuera, o mejor dicho, me uno a la contestación de los blogueros a este hombrecito que osa escribir con tanta soberbia, estupidez e ignorancia combinada.




El opinó:
¿Quién quiere estudiar filosofía en la UNAM?

Yo opino:
Quién es este tipo, de dónde salió (Ahora sé que es egresado del ITAM. Pero yo no voy a condenar a la escuela por culpa de este asno). Cuál es su contribución a esta sociedad, al país, al mundo de los negocios.

¿Y qué tal y lo medimos con la misma vara?
Que yo sepa no es un destacado empresario, sino un periodista de finanzas, o sea un asalariado que escribe a cerca de cómo otros manejan su dinero. Que vive de la gloria de los otros. ¿Y eso lo llena de enorme satisfacción para sentirse exitoso y desacreditar a otros? ¿Eso ya le da la autoridad moral para hablar de prosperidad y éxito?

Este periodista no escribe en el New York Times, Washington Post, o en Financial Times, no aparece en la BBC ni en la CNN, y razonando como él lo hace (Dios me libre), en este mundo globalizado él sería un mediocre periodista provinciano, escribiendo para un periodiquito oficialista y opinando para la radio y televisora de su pueblo. Y por eso él ya se colocó en la canasta de los triunfadores ¿¿¿??? Es a lo más un frustrado “especialista” de finanzas que se pone a opinar, sin conocimieto previo, sobre educación y hace una hipótesis que concluye que los estudiantes de Filosofía de la UNAM no sirven para nada, sólo para irse de guerrilleros a Latinoamérica.

No siendo esta su especialidad, pero metiéndose a denostar, queda claro que motita tenía muchas ganas de hablar de la UNAM y la historia de Lucia Morett le dio el pretexto. Tenía ganas de menospreciar los resultados de la Universidad, de que cuándo el terminara su artículo con la pregunta ¿Es ese su destino? La sociedad le respondiera: “Nooooooo, hagamos algo para que nuestros jóvenes no sufran esa suerte”. Nomás que se va a tener que meter el dedo en el culo, porque su artículo fue bastante vulgar y corriente para ser tomado en serio. Y suficientemente elocuente para demostrar su estupidez.

Ahora ya sabe que la filosofía sirve para algo más que ganar dinero.

Por lo pronto hay decenas de textos en la red, y espero surjan más, hablando de carlos mota, el celebre periodista que quiso un día ningunear, sin armas que portar, la dignidad de los egresados de Filosofía de la UNAM. Filosofía señor es lo que a usted le hace falta. Mejor refúgiese en “La Zona” y trague sabritas hasta reventar.

Pd: De entre las muchas respuestas que le dieron esta fue de mis favoritas:
"Carlitos, puedes ser de izquierda, de centro, de derecha. Pero si eres escritor, no se puede ser pendejo, y no se puede tener una visión totalmente superficial de las cosas..."

12 comentarios:

El TITO dijo...

Uooorales, justo vengo de con Sirako y me entero de todo este alboroto. bien, bien por levantar la voz, más en contra de esta clase y modus vivendi donde creen que el vestir con marca, el gastar dinero en pendejadas y el publicar en ciertos periódicos, pueden hacerte más o mejor persona.

Me encantó tu post, todo, pero más la parte donde le avientas en seco y sin vaselina un "se lo va a tener que meter por el culo"

A tí también: Bravo, mucho

Me sumo al movimiento

chilangelina dijo...

Jajajajaja!! Aplausos Concharra!!
Cuando parecia que ya todo estaba dicho me sacaste dos sonoras carcajadas por la contundencia de tu encabronamiento.
Bien digno de ti, carnala.

arturo castro dijo...

Por sus palabras los conoceréis .

El señor Mota es el vocero de cierto grupillo de empresarios y del régimen en turno . No es la primera vez que se exhibe con sus comentarios, hace varios meses en su columna calificó de “espectacular” la decisión de Felipe Calderón Hinojosa de postergar el aumento a las gasolinas de octubre 2007 a enero del 2008.

Como es sabido y sobre todo padecido el puro anuncio del aumento provocó como efecto inmediato se incrementaran los precios en muchos de los productos básicos , circunstancia que fue aprovechada por un número considerable de expendedores de servios y mercancías que se dedicaron a especular y a lucrar más allá de los límites de su negocio.

¿ Resulta entoncés espectacular darle en la torre ( por no decir en la madre) a la economía de las familias? para la mentalidad del señor Mota , así es.


Los estudios profesionales son la vía de consecución o la manera de alcanzar un proyecto personal , cada quien decide qué hacer con ellos y a qué dedicarse , emplearlos o no es una determinación de cada persona , lo anterior en razón de una facultad natural del ser humano que se llama l i b e r t a d , que dicho sea de paso es objeto y tema de estudio filosófico , pero - qué jodidos - le va importar esto al citado columnista de Milenio , sobre todo ¿ Lo entenderá ?

Tal parece que este personaje que se dedica al análisis financiero y a las proyecciones económicas olvidó que los grandes matemáticos fueron también filósofos , es parte de la evolución del pensamiento , no podríamos entender uno sin lo otro.


Yo destaco dos aspectos :

Lo bueno . Es grato ver que somos más los que nos resistimos a vivir dentro de una burbuja como en la que habita el señor Mota , su mundo se circunscribe a las marcas y a las prácticas corporativas , fuera de él desde su óptica no existe nada.

Lo malo . Antes de éste hecho pocos tenían referencia sobre Carlos Mota , lo ocurrido vino a ser una suerte de campaña publicitaria .

Saludos !!!

chachairu dijo...

yo vengo de retache de donde chilangelina...me abia ausentado un ratote de la bloggosfera y de lo que en mexico pasaba...ahora que voy dandome idea con esto, con lo de los emos, lo de hugo, que el prd, pemex y no se que tanta cosa...pero me quedo pensando que contesta el motita de esto, se ha defendido? sabe de los efectos de su articulo ese?

por otro lado un saludo y que gusto haber encontrado tu blog, ´ta chido!

Dulce Laura dijo...

Apruebo la moción

PEPMAC dijo...

Chale, que se me hace que este mono no solo se apellida Mota, tambien le entra con ganas a fumarla.

Solo asi puedo justificar semejantes disparates

saludos

Paco dijo...

Querida Concharra, te hablaré como estudiante de Filosofía, aunque de una universidad privada como de las que gusta, entiendo, el articulista.



En la construcción, ser y hacer en el mundo hay, afortunadamente, opciones, y él habla de una, la actual y aceptada social y económicamente. En efecto, esa que requiere de la productividad del factor humano y la eficiencia empresarial para hacer negocios rentables. Negocios que, cierto, benefician en lo personal a los emprendedores, pero que contribuyen, en otro sentido, al status quo y modus vivendi en un mundo de cuyo desarrollo también descreen muchos.



En el ojo del huracán se pone entonces a la UNAM como institución formadora de guerrilleros y seres improductivos. Ya a la Universidad le tocará hacer su examen, pero intentar reducir su contribución social y académica a la unívoca aspiración personal, traducida luego en un momento contingente histórico (léase globalización) quedaría apenas en las mentes más manipuladas de este planeta.



Qué bueno que Carlos Mota, en su papel limitado exprese sus dudas y preocupaciones, las cuales deberán leerse a la luz de su concepción de las cosas, lo que lo ha llevado a tomar una preferencia o rol social. Vamos, el mundo y su destino histórico es tan amplio, diverso y horizontal que habría que trascender dudas que se fijan sólo en un acotamiento vinculado a la economía.



Ojalá alguien inteligente le rebata estos puntos desde la parte del humanismo y los valores que conlleva.



¿El mundo como va está bien? ¿Ser productivos y eficientes para destruirlo en aras de hacer negocios es lo correcto? ¿Crear autos y venderlos indiscriminadamente para el confort de los ciudadanos, importando poco atascar las ciudades, es la opción?



Cualesquiera que sean las respuestas deberán tener mucho más rigor que el que le impone alguien que quiere como interlocutores únicamente a quienes saben de “managment”, “deadlines”, “reingeniería de procesos”, MBA” y otras cosas por el estilo.



De mientras, te agradezco haberte detenido el artículo de Mota para provocar otra mirada al asunto.



Saludos!



Paco

Anónimo dijo...

Hace algún tiempo leía con placer las líneas que inteligentemente plasmabas en tu blog; hoy, leo a un concha visceral, que no me gustó.
Fue un placer conocerte... Scorpion

Chava dijo...

pero bueno los de filosofía tampoco son precisamente la esperanza de nuestro timepo no??
y ya la neta ese wey si es rependejo...aparte por ahí escuché que también es puto y emo!!...

Victor Montufar dijo...

Pues yo no coincido con el comentario de"una Choncharra visceral", al contrario se quedó corta al no decir más sobre este imbécil que se siente un reconocido economista y que lo único que demuestra con sus artículos es una inseguridad absoluta y un odio profundo al pensamiento o acividades de los demás...Debo reconocer que cuando lei su columna pensé: Pues sí, los filósofos qué!!! pero reflexionando llegué a la siguiente conlusión: Cada quien puede hacer o estudiar lo que le dé la gana, así seas filosofo, ingeniero o economista...Creo que ahí radica la verdadera pluralidad de ideas.

Me gusto tu post. Un abrazo

Eliesheva dijo...

Me encanta que la comunidad bloguera haya puesto en su lugar al pelmazo ese con argumentos contundentes como los expuestos aquí, Concharra.

Y como estos espacios no están creados para puras lisonjas déjame decirte que la frase esa de que "se lo meta por el culo" me parece innecesaria, no necesitas de esos artilugios baratos torera.

La Sylvana dijo...

Jajajaja
Despues de hacer el recorrido obligado por las varias paginas donde le dan con todo al tal motita, no me queda mas que sentir una profunda lastima hacia el y una tremenda curiosidad por saber que hace con todo esto...

Alguien sospecha la respuesta?