viernes, 1 de febrero de 2008

Carmen Aristegui, la excepción

Bien dicen que nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido, aunque por fortuna en este caso no hay una pérdida, sino unas forzadas vacaciones que ¡ah caray! como se han sentido y resentido en mi hogar. Las mañanas, el desayuno, la ida a correr, la radio, no son lo mismo sin ella.

La que es linad es linda, a poco no

Hace algunos meses, quizá un año y medio, Héctor Aguilar Camín invitó a su programa en Televisa a Carmen Aristegui y a Denise Maerker a hablar sobre periodismo. Dijo que ambas eran lo más parecido al periodismo europeo, al británico concretamente, un orgullo para el periodismo nacional.
Carmen Aristegui Flores debió tener un excelente equipo de trabajo que la hacía lucir. Su informativo tenía una agenda propia. Así mientras otros matutinos repetían las noticias del día anterior, ella "daba la nota" del día en cada una de sus entrevistas. Y lo mismo le tomaban las llamadas secretarios de Estado, analistas, intelectuales, legisladores, que gobernadores del PRI, del PAN o del PRD. Supongo que por su calidad periodística.


Carmen apoya a esta ONG de mujeres afortunadas que invierte en proyectos productivos para otras mujeres

Pero llegaron las elecciones del 2 de julio de 2006, y ahí cambiaron muchas cosas para el país, para los mexicanos y para el periodismo. La mayoría de periodistas líderes de opinión, una vez que supieron ganador a uno y perdedor a otro, se sumaron a la “cargada” y asumieron una actitud complaciente con Felipe y exacerbaron el discurso radical de otro

En ese contexto, entre los periodistas también hubo fracturas y muchos dejaron de ser amigos (Yo perdí a tres porque les envié unos chistecitos del borrachín). Casualmente quienes estaban con Andrés Manuel fueron despedidos, como Arreola, marginados, como Rocha, u obligados a seguir una “línea”, la de los concesionarios-empresarios, como Trujillo. Carmen fue la que más tardó en ser castigada.


Pero eso fue muy bueno para la sociedad, porque ahora ya sabemos cuál es la ideología de cada quién, su compromiso social y su ética profesional. Ahora sabemos quién es quién entre los periodistas. Sabemos que tenemos a un Carlos Marín cargado a la derecha, validando como vocero todas las acciones del Gobierno Federal (mientras su cartera crece y crece). A una Denise Maerker, quien una vez famosa, la veo hacer todos los días mil malabares para no molestar a "nadie".
Y tenemos a una Carmen Aristegui que abiertamente decidió quedarse en la línea del periodismo que sirve a las mayorías, que da voz y trabaja para la sociedad.


Las siguientes fotos fueron tomadas durante un mitín en apoyo a la comunicadora.

Así, con los periodistas cargados al oficialismo, fue cuando nuestra Carmen Aristegui más brillo. Irónicamente con una agenda “vetada” o menospreciada por otros medios: Iglesia-pederastas; fraude electoral del 2006; empresarios-violaciones a la ley; Medios de comunicación-Ley de medios; Ejército-violaciones a los DDHH; Suprema Corte-Ulises Ruiz-Mario Marín-Kamel Nacif.

Para los últimos días del año, su noticiero era el tercero en el raiting nacional. La gente la quería escuchar. De ahí un argumento muy interesante de la propia Aristegui, sobre el derecho, no legislado, de las audiencias. Porque quedamos sin ningún recurso ante una decisión netamente empresarial, cuando las concesiones son un bien público. Aquí lo explica la propia Carmen Aristegui.

En un cuadrante con 90% de noticieros oficialistas, pro gobierno, a la honrosa excepción se le acusó de falta de pluralidad. Ja, ja, ja. Hay que ser muy brutos para aceptar eso como argumento. Entonces habría que quitarles su noticiero a Ferriz de Con, a Beteta, a Ruiz Healy, quienes cargan su noticiero de boletines gubernamentales y son la voz de la Iniciativa Privada. Que los concesionarios les digan: “te vas por falta de pluralidad”.

Por lo pronto aquí hay cuatro: Mardonío, Granados Chapa, Lorenzo Meyer y Rosario Ibarra.

En Televisa, a nivel noticias, los “lopezdoriga” no querían a Carmen Aristegui. Hasta antes de que la echaran de W, le tenían (y le tienen) un recelo profesional. No les parecía que cobrara tan bien, sin mancharse, sin ensuciarse, sin asumir un costo. Que quedara como el paladín del periodismo. Que hablara mal de la empresa y, sin embargo, que cobrara su chequecito en ésta. Que no se pusiera “la camiseta”, pues.

Decían que golpeaba a la empresa (como si informar de temas que afectan a la sociedad fuera golpear). En Televisa Chapultepec dicen que corrieron a Carmen de la W porque hacía lo que quería, no acataba órdenes y se consumía el tiempo de los anunciantes. Que tenía de rehenes a los ejecutivos, pues no había quien pudiera contenerla. Que no fue cuestión de resultados económicos, sino de política laboral. “Cuando un conductor mantiene de rehén a sus ejecutivos ¡Cuidado!” dicen en “radiopasillo”. Una conducta jamas imagina en Televisa. Un editorialista del El País lo explicó así.


Bisne es bisne y el que es ogt es ogt (próxima entrega)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Aristegui, casi siempre una excelente periodista, se cargó en últimas fechas a la FALSA izquierda lopezobradorista. (Como todos los verdaderos entendidos en política saben, M.A.L.O. no es izquierda sino caudillismo autoritario y estatista. Una vil regresión PRIISTA)

La notable periodista perdió su espacio en W Radio porque presentó críticas de esa vacilada llamada "ley de medios" y de los crímenes de los que se acusa a varios de los jerarcas de una iglesia.

Los afectados por esas críticas fueron gente muy poderosa acostumbrada a la impunidad. Entonces, ARISTEGUI se metio en “camisa de once VARAS”.

Sus jefes españoles llamados PRISA dueños de la mitad de W RADIO la desprotegieron frente al consorcio TELERISA que ya "le traía ganas" desde las épocas en que presentó a las víctimas del padre Maciel. (Allá por 1994 en un programa llamado CIRCULO ROJO). Finalmente lograron despedirla.

Por su parte ANDRECITO “El lloroncito” y su séquito de degenerados utilizan a Aristegui como ESCUDO para seguir con sus cuento del "espurio" y con su NEGOCIO, que es engañar a los mexicanos hasta arrebatar el poder a quién lo tenga.

Noten que muchos de los que ahora se dicen defensores a Aristegui y la libertad de expresión no son más que limpiabotas del PELIGROSO tabasqueño y lo único que quieren es que llegue el día en que todos seamos sus CLIENTES.

Cuando regrese Aristegui a los medios mexicanos seguirá en la mira de los MALIGNOS Y PERVERSOS conservadores de derecha, pero también seguirá siendo vilmente utilizada por ese ya tan desprestigiado grupo político de FALSA IZQUIERDA, retrógrada y populista.

La Concharra dijo...

Anónimo, creo saber quién eres, pero si, pues igual y que incongruente que no te atreves ni a tener un nombre…...Seguro tú sí sabes de política, pero no porque "así es", es que "así debe ser". No somos conformistas... Reconoces que la periodista perdió su trabajo por meterse en camisas de 11 varas...y entonces según tú que debía hacer: ser "anonima" y desde ahí aventar la piedra ¿??...
Y tú que seguro si eres entendido en política, como es que ves una vacilada es la Ley de Medios, acaso sabes lo qué es, porque fue tan burda y trascendental que ni los propios feliPILLOS de atrevieron a defendera eh…

PD:Circulo Rojo fue trasmitida en Televisa en el 2001 y el primer programa del padre Maciel fue presentado por Ciro Gómez Leyva, en canal 40.

Ojala y pa la otra tengas un nombre

Paco dijo...

Esa Concharra! Le busqué sin éxito desde el martes para avisarle del seminario que se organizó el Colegio de México para hablar del caso Aristegui. Pura música para sus oídos lo que se perdió!

Saludote!

Paco

Anónimo dijo...

Concharra, tienes razon en que la fecha que escribí del programa "Circulo rojo" es inexacta. Seguro es posterior a 1994.

Tienes Razon tambien en que hay que reconocer a Aristegui, Leyva y Javier Solorzano como los pocos periodistas que se atrevieron a hacer periodismo del caso Maciel, hasta ahora impune.

La ley de medios es una "vacilada" porque si bien prohibe la compra de espacios de propaganda electoral por particulares, resulta ineficaz para regular toda la propaganda escondida, amañada y subliminal que vendrá ahora. Por ejemplo la que se hace diariamente ENRIQUE PEÑA.

Sin embargo, este blog -Una buena iniciativa tuya- parece reducirse a otro simple órgano de propaganda Pejista, en lugar de ejercer un periodismo serio e imparcial.

Mi opinión es que LOPEZ NO ES IZQUIERDA. México no merece caer en manos de otro caudillito demagogo y beligerante. ¡Luchemos contra el conservadurismo desde una trinchera de verdadera participación institucional! Fuera destructores.

Construyamos el Mexico que merecemos con la visión del último Miterrand, Ricardo Lagos, Bachelet, Zapatero o Ségoléne Royal y no la de los enanos Chavez, Ortega, Morales, Correa y Las FARC.

Concharra, mi sugerencia es que conviertas tu blog al verdadero periodismo. Deja de ser un órgano propagandista.

(Anonimo que cuida su identidad porque sabe perfectamente que los extremistas de derecha y lopezobradoristas toman represalias).

La Concharra dijo...

Paco...no me hagas eso...si sabes dónde y a que horas estoy...me debes una...

Mi querido anónimo:

Te informó que en mi blog nadie agrade. Hasta ahora todos los que han llegado, comentan, argumentan, así como tú, y eso es un valor entendido entre los bloguers. Bueno hay de todos, pero a este espacio no han llegado ni “senderistas” ni “fecalines” a romperse la mauser. Creo que no les interesa, así que no apures de más…

Y bueno, no sé porque terminas hablando de Andrés Manuel, cuando yo en mi post ni lo menciono…el punto no era él, sino Carmen Aristegui y de como la extraño en la radio, precisamente por su agenda periodística, “vetada” en otros medios. Y de eso yo sí sé y mucho, lo vivo a diario. Pero no sé porque muchas “antilopez” termina hablando siempre de él, aunque el tema sean enfermeras o humedales…es como su trauma…

Y bueno, te informo que el blog es un espacio personal, en el cual escribes tus reflexiones familiares, personales, culturales, sociales, políticas o aspiracionales, y pues como en la vida…uno no puede darle gusto a todos…No es propaganda pejista, es mi opinión, valiente, si tomamos en cuenta que tu cuidas tu identidad…

Así mientras tú crees en la “participación institucional”, yo creo que éstas están conducidas por políticos sin principios ni moral …yo, por el contrario, me siento muy bien de ver que le di mi voto a un hombre digno, no a un pusilánime. A un político que en vez de estar disfrutando de la vida con un magnifico cargo público y todos sus beneficios, le está chingando y enfrentándose otra vez al stablisment para decir lo que le duele a muchos miles, millones de mexicanos. Aunque moleste a los que ven perturbada su confortable comodidad. Ojalá y hubiera muchos como él…otro gallo nos cantara…

Y ya por último mi querido anónimo te informo que confundes la Ley de Medios con la Ley Electoral. Esta última es la que prohíbe la compra de espacios a particulares para hacer propaganda electoral. La Ley de Medios fue conocida como La Ley Televisa y fue parada en la Corte por anticonstitucional ya que los dueños de los medios electrónicos pretendían quedarse con la concesión de por vida, sin entregar cuentas al Estado, y que las nuevas concesiones fueran ganadas por el que ofreciera más dinero, valiendo madres el proyecto, la audiencia, la finalidad. Y si sabes quiénes iban a ganar verdad? Así que a menos que gustes de hacerle el caldo gordo a los ricachones, creo que esta ley fue fundamental para el bien común de muchos otros millones de mexicanos que no podemos ganar en ese terreno.
O será que perteneces a una de estas familias privilegiadas en lo económico?? Si es así, mi querido amigo anónimo, ni hablar, respeto, celebro tu congruencia.

Saluditos…

victor dijo...

Milagro que escribiste otra entrada al blog!!! Pues nada, que hay que reconocer que
Carmen Aristegui, le guste a quien le guste, fue de las pocas o la única periodista que llevó agenda propia, que su noticiero daba la nota y que era retomado por todos los medios. Ejemplos sobran Lydia Cacho, Ernestina, VIH en el Ejército, etc etc. En lo particular no coincido en la postura política-ideológica de Aristegui, pero es parte de la pluralidad de ideas, pero reconozco que su trabajo periodistico es bueno. Un abrazo
Victor Montufar

chilangelina dijo...

Concharra!!! Ya eres famosa carnala, ya te esta cayendo encima la cargada que piensa que el mundo se divide en dos, los pejistas y los antipejistas, y que todo el mundo se explica a partir de ello. Mira que empezar un argumento sobre Aristegui hablando de Lopez Obrador..!!! Eso es no querer hablar de las cosas como son.
En este pais se esta volviendo cada vez mas facil explicar las cosas a partir del llamado "pejismo": lo que no es correcto, lo que no deberiamos permitir, simplemente se explica diciendo "es que es la linea del Peje" y asi la gente se desentiende. Paso con Lydia Cacho y Mario Marin, pasa con la entrada en vigor de la clausula del TLC que nos va a dejar sin maiz, pasa con Carmen, pasa con los salarios, pasa con los pederastas... Todo aquel que lucha por defender la dignidad ante los que estan en el poder van a dar a ese costal que llaman "pejismo". Quieres luchar por la justicia? Seguro eres pejista. Te encabrona el cinismo de Norberto Rivera, el autoritarismo del Estado Mayor Presidencial, el amiguismo en Presidencia?? Ahhhh, eso es porque eres pejista. Y ser pejista no es cool, es naco, esta out.
El "pejismo" es una venda de moda, que se colocan sobre los ojos quienes no dan su nombre para no tener que dar explicaciones, quienes no quieren ver un pais que se nos cae de las manos a pedazos... Carmen Aristegui molesto al poder??? No amiga, esa no es periodista: de seguro era pejista.